La Mostra de Cultivos cerró sus puertas con el doble de visitas profesionales del sector

Gran éxito de la decimoquinta edición de la Mostra de Cultivos do Baixo Miño. El evento se cerró este domingo sus puertas después de tres días de expositores, novedades, talleres, mesas técnicas, exposiciones y actividades con una gran afluencia de público. Se trataba de una edición en la que la Asociación de Cultivos do Baixo Miño (acuBam), organizadora del evento junto con el Concello de Tomiño, apostaba de lleno por la profesionalización del sector, creando por primera vez un espacio que giraba alrededor del empleo en el agro, con un taller de empleabilidad y con una mesa técnica centrada en el modelo de negocio en el agro en el que se abordaron distintas perspectivas del sector y diversas fórmulas de éxito también a través del testimonio de empresas de la comarca.

Además, por primera vez la Mostra de Cultivos abría sus puertas un día antes para abrir el abanico del público profesional, una decisión que resultó “muy favorable, ya que duplicamos las visitas recibidas de profesionales del sector y generamos dos jornadas de negocio, aumentando así el volumen de intercambios comerciales”, destacó la presidenta de acuBam, Patricia Rodríguez.

A este incremento se suma la ampliación de la frontera geográfica de los visitantes, ya que hubo muchos procedentes de todos los puntos de Galicia y de Portugal. “Estamos muy satisfechos, aunque no conformes, ya que sabemos que tenemos que seguir trabajando y debemos de hacerlo con tiempo para conseguir mejores resultados”, aseguró Rodríguez.

Venta con fondo social

La organización está muy contenta no solamente con la afluencia del público profesional, sino también del público general, un éxito avalado por la gran jornada de ventas realizadas por el centro de educación especial San Xerome. Por primera vez, la Mostra daba respuesta a una demanda reiterada por parte de los visitantes, que buscaban poder comprar productos durante el evento.

Y lo hacía al tiempo que reforzaba su responsabilidad social con el entorno, firmando un convenio de colaboración con este centro educativo de A Guarda, que durante todo el domingo contó con un punto de venta de productos donados por el resto de expositores, alrededor de 30, para recaudar fondos para la reforma de una bañera terapéutica. “Se trataba no solo de comprar, sino de hacerlo con un marcado fondo social”, explicó Rodríguez, quien asegura que “fue una experiencia que funcionó muy bien, por lo que la repetiremos en próximas ediciones”.

en Noticias por adminmostra Dejar un comentario

Dejar un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies