Fortalezas

fortalezas02

Fruto de la situación geográfica fronteriza son las numerosas fortifi caciones que encontramos por todo el territorio. La Época Moderna en el Baixo Miño estuvo marcada por los continuos enfrentamientos con Portugal, que luchó por su independencia en el siglo XVII.

TUI

El antiguo recinto amurallado, declarado conjunto históricoartístico en 1968, constituye un singular ejemplo de urbe medieval. De la muralla medieval (s. XII y XIII) que formaba un gran trapecio irregular, solo se conserva “A Porta da Pía”, con sus postigos visibles, la base de la torre y diversos lienzos. En 1640, con motivo de las guerras con Portugal, se amplía y adapta la muralla a los nuevos sistemas defensivos, cuyos principales vestigios se observan perfectamente desde el Paseo Fluvial. Desde Tui, como capital provincial, se dirigía todo el entramado de fortalezas del río Miño hasta 1833.

TOMIÑO

En Tomiño podemos visitar San Lourenzo en Goián, una de las fortalezas más interesantes de todo el conjunto gallego, por su buen estado de conservación y por su proximidad a las orillas del Miño. Hecha en piedra, tiene forma casi cuadrada, con baluartes en los ángulos y tres medias lunas defensivas, adquiriendo la planta una forma estrellada y rodeada toda ella por un foso. Además, en Tomiño se conservan importantes restos de otras construcciones militares de la misma época como el Fuerte de nuestra Señora de la Concepción y la Torre de As Chagas, también en Goián, y los fuertes de Medos (Estás) y Amorín. En los meses de verano el ayuntamiento organiza visitas guiadas (a pie, en bicicleta y en piragua) destinadas a divulgar y conocer estas fortifi caciones.

A GUARDA

El Castillo de Santa Cruz se inició en 1663 tras la toma de Goián (Tomiño) por las tropas portuguesas. Era un fuerte con 4 baluartes y dos puertas de acceso. En 1665 es sitiado por los portugueses que tomaron A Guarda durante tres años. En la actualidad, del castillo se conserva únicamente el recinto amurallado que está restaurado y su interior está siendo acondicionado para ser visitable. Este será el punto de partida de rutas organizadas a otras edificaciones militares a ambos márgenes del río Miño.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.